Sin Fronteras

 

Without Borders

Las palabras

Las palabras

Vivo en el condado de Bronx, el cual forma parte de los cinco condados del estado de Nueva York, en Estados Unidos. Hace unos días atrás, salí de mi trabajo y tome el tren D, hacia la estación que queda cerca de mi hogar. Ese es el mismo tren que me transporta desde el Bronx hacia el condado llamado Manhattan, donde queda mi trabajo. En el transcurso del camino se generó una situación donde dos personas que tuvieron diferencias relacionadas a la violación de espacios entre ambos individuos, se suscitó una discusión. Yo, llamo a la discusión “Guerra de palabras”, eso sucedió frente a todas las personas que estaban en el mismo vagón del tren. Gracias a Dios, no se produjo ningún enfrentamiento violento. Durante esa guerra de palabras, yo estaba observando y prestando mucha atención a lo que estaba ocurriendo. Después, al salir de la estación del tren, caminando a mi casa, reflexioné sobre el suceso. Me gusta tratar de sacar algo para aprender de cualquier situación en la que me encuentre. Nunca olvidaré esta frase en el anonimato que dice “Cada persona que ves, está luchando una batalla de la que tú no sabes nada. Sé amable en todo momento”. Esa experiencia y esa frase dieron como fruto los pensamientos que compartiré ahora contigo.


Las palabras son flechas de acero invisibles. Superan la rapidez de la luz a la hora de penetrar dentro de un ser humano. Tienen la facultad negativa de dar nacimiento a la guerra, muerte, rencor, odio, tristeza, entre otros. A su vez, tienen la habilidad de crear paz, esperanza, perdón, vida, amor, etc… Estos dos diferentes caminos se pueden visualizar con los siguientes 3 puntos: de quien o quienes vienen las palabras, la forma en que se dicen, y la intenciones detrás de las palabras.


1. De quien o quienes vienen las palabras.

Las palabras pueden venir de cualquier lugar, rincón o avenida. En la mayoría de los casos no tienen gran poder sobre nosotros. Pero quienes sí lo poseen son nuestros seres queridos. ¿Por qué? La razón de ello es porque estos individuos nos importan, los queremos y tenemos un gran aprecio hacia todo lo relacionado con ellos. Esas personas nos conocen, tienen conocimiento de nuestros defectos y nuestras virtudes. Por lo tanto, nos conlleva a crear un sentimiento de importancia, una urgencia para defender y proteger a toda costa “NUESTRA IMAGEN”.


Si ponemos en una balanza las palabras de un desconocido y las de un ser querido, las del ser querido sobresale en peso y valor. De igual forma las palabras de una persona a quien uno admira también superan a la de un desconocido.


2. La forma en que se dicen.


No se necesita utilizar malas palabras para poder causarle a alguien un daño emocional. Se puede hacer sin maldiciones, con otras palabras que transmiten veneno, sarcasmo y / o intimidación. También, la entonación y energía que se mezclan en ellas pueden tener un nivel significativo de profundidad y efecto en las personas. Las palabras vinculadas con emociones pueden ser más letales que el veneno de una viuda negra. De igual forma pueden ser la luz y vitamina que pueden ayudar a un ser humano a ser la mejor versión de sí mismo.

“Lo importante no es lo que se dice, sino como se dice”. Te puedes dar cuenta de esto en la manera en que un cantante interpreta una canción. En los tres, cuatro o cinco minutos de una canción, ellos nos pueden transmitir diferentes emociones que se crearon por medio de los pensamientos que fueron desarrollados en el proceso de la misma interpretación. Hay una mezcla de instrumentos musicales, palabras, expresiones físicas y diferentes entonaciones las cuales hacen que ese proceso se genere.

Aquí hay un enlace de una cantante llamada Alejandra Guzmán. Interpretando en vivo su canción titulada “Yo Te Esperaba”.

Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=jcH4hL0LVn8

3. La intención detrás de las palabras.

La intención detrás de las palabras es el factor más crítico y define su poder. Mis dos preguntas serian: “Hacia dónde quieres llevar a quien las escucha? Cuál es el objetivo?. La intención puede ser con el fin de destruir o construir. Todo depende de la persona. En algunas ocasiones el propósito puede ser malinterpretado si no se usan palabras de la forma adecuada, para que hagan comprender correctamente el mensaje.


Todos hemos sido víctimas o victimarios del mal uso de palabras


Como ya sabes, algunas personas, o uno mismo, no saben cómo comunicar el mensaje que queremos dar. Por lo tanto, en ese momento podemos carecer de palabras adecuadas para dar un mensaje claro, por ende utilizamos otras no tan adecuadas, lo cual puede causar confusión y daño a otros individuos siendo o no consientes sobre ello. A pesar de eso, es importante que nosotros entendamos que nadie es perfecto. Todos hemos, en algún momento de nuestras vidas, causado una herida emocional a otros. El error es un escalón que cada uno de nosotros tenemos que experimentar en diferentes áreas de nuestra vida, pero es necesario cometerlo para así aprender. En el momento que se crea conciencia de lo que se dijo y el daño causado, la mejor medicina es disculparse, esta acción de parte tuya deja saber tu nivel de madurez, respeto y el valor que tienes por mantener esa relación.


Si alguien, sea un amigo, maestro, novio, novia, gerente, compañero de trabajo, etc.,en algún momento dijo algo que te hizo sentir mal, puedes comunicarle cómo te sientes a esa persona para así no guardar energía negativa hacia él o ella. La meta aquí es que te sientas bien, y no crear rencor en tu corazón. Muchas personas dicen cosas usando palabras que desequilibran el estado emocional de otros y probablemente su intención no era hacerles sentir mal, sino comunicarte algo. En el momento que tú decidas hablar con esa persona y traer ese suceso a la mesa, le dejas ver lo que no pudieron entender antes y así dar espacio al aprendizaje. Pero si al pasar del tiempo esa persona continúa haciéndote daño verbalmente, te puedo confirmar algo, tengo la creencia de que el ser humano es definido en el momento en que él o ella comienzan a hablar y tomar acciones. Eso demuestra quienes somos. En consecuencia, hay que comprender que en el mundo hay una variedad de personas, con diferentes modos de pensar y diferentes creencias. A muchos les fascinará ver gente caer, y usaran todo tipo de palabras para tener éxito. Hay que hacerles frente a ellos en forma positiva; las palabras de otros no definen quienes somos. Hoy te recomiendo que evalúes esa relación y administres el tiempo que pases con esas personas que no son adecuadas para ti, porque con el tiempo te puede afectar en todo. Eres el capitán o la capitana de tu vida, y tienes la última palabra.


Espero que este escrito te haya ayudado en algo. Este tema es muy amplio y se puede ir en diferentes direcciones, si tienes alguna pregunta, o quieres que te amplíe más sobre uno de los puntos, siéntete libre de enviarme un mensaje a mi correo electrónico, Samuelynoa@hotmail.com


Te deseo que pases un lindo día.


Follow me on/ Sigueme en
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Classic
  • Instagram App Icon
  • Twitter Basic Square
Archive/Archivo
Recent Posts/Puestos destacados